viernes, 19 de mayo de 2017

Mi opinión - 'Se nos está yendo la pinza con el tema de las Comuniones'

se nos esta yendo de las manos el tema de las comuniones - juez calatayud - blog la comunion de noa
Fotografía de Sarah Roca, del Editorial Tea Party

"Lo que antaño era un chocolate con churros y un relojito hoy es un almuerzo master chef, un viaje a Eurodisney y el móvil de última generación. Y eso, como mínimo".

Esta semana he comentado las declaraciones del juez Calatayud con varias personas y también he escuchado en televisión (concretamente en TVE) el ejemplo de la celebración de Comunión con un chocolate con churros y sin apenas regalos para los niños.

¿Cuál es mi opinión?. Pues que no hay una celebración de Primera Comunión mejor ni más apropiada que otra. Que hay que limitarse a respetar lo que cada familia decide hacer. Juzgar menos, aunque uno sea juez.

El juez Calatayud e Isabel San Sebastián (que fue quien puso como ejemplo de celebración de Comunión el invitar a un chocolate con churros y listo) nacieron en 1955 y 1959 respectivamente y debieron recibir la Primera Comunión hace aproximadamente 50 años, cuando probablemente en su entorno era común invitar a un chocolate con churros y listo.

Yo recibí la Comunión hace 30 años. Mis padres tenían un kiosco de prensa, 4 hijos, y vivíamos en el Barrio del Pilar, que por aquel entonces era un barrio obrero de Madrid muy humilde. En esas circunstancias mis padres ofrecieron algo más que un chocolate con churros para celebrar mi Primera Comunión. Y sí, recibí regalos: un reloj, una muñeca, una medallita de la Virgen, una pulserita, juguetes, dinero para mi hucha...

Seguro que a los abuelos y bisabuelos de esa época, que en su día no ofrecieron regalos a sus hijos, ni invitaron a nada más que un chocolate con churros, también les pareció que a los padres se les estaba yendo de las manos la celebración de las Comuniones.

Nota: hablo de los abuelos y bisabuelos de clase humilde y media, no de los de clase alta, porque no imagino que las celebraciones de las infantas Cristina y Elena por ejemplo, ni de la hija de la Duquesa de Alba, fueran del tipo que celebramos en mi familia. Y no creo que sus abuelos se rasgaran las vestiduras, porque seguro que a su vez ellos tampoco celebraron sus Comuniones sólo con un chocolate con churros (me da la impresión que la clase media nos juzgamos de una forma que la gente con dinero no se juzga, no hay más que ver el despliegue que ha hecho la semana pasada Enrique Ponce (una personas de reconocida religiosidad) en la Comunión de su hija (que me parece fenomenal, creo que cada uno lo celebra como quiere y como puede)).

comunion hija enrique ponce y paloma cuevas - blog la comunion de noa

Podría caer en la tentación de poner mi Comunión como ejemplo y criticar a todos los padres que ahora aprovechan la celebración de la Comunión para hacer un viaje a Eurodisney o a cualquier otro destino, que regalan la Nintendo o un móvil, o contratan una Lista de Comunión en El Corte Inglés, como se hace con las Listas de Boda.

Pero me parece más apropiado lo que os comento en el tercer párrafo: juzgar menos, respetar más.

'En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: 
Sed compasivos, como vuestro Padre es compasivo. 
No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. 
Dad y se os dará; una medida buena, apretada, rebosante. 
Porque con la medida con que midáis se os medirá'

Evangelio según San Lucas, 6 - 36-38


Si te apetece leer el primer número de la revista online La Comunión de Noa Magazine, mi revista especializada en las últimas tendencias en Primera Comunión, puedes hacerlo pulsando aquí o leyéndola directamente a continuación:




Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario